¿Eres un Unicornio?


Fantasía en el caos

¿Eres un Unicornio, uno de esos seres mitológicos que tiene un cuerno en medio de la frente? Son blancos, dicen que proceden de la India y son protagonistas de multitud de historias y leyendas.

El unicornio está asociado a la fuerza, es capaz de derrotar animales mayores que él y mucho más fuertes. Es mágico y no pueden ser vistos por cualquiera, sólo unos pocos afortunados pueden verlos; aquellos con una sensibilidad especial hacia otras personas, comprensivos, amables, honestos… cualidades fácilmente detectadas por los unicornios.

El cuerno es para ellos una parte fundamental, por lo que perderlo puede suponer la muerte.

Unicornio

Desaparecieron porque el cuerno tenía una serie de propiedades relacionadas con la eterna juventud, así que fue presa de cazadores que querían matarlo para hacerse con él.

El unicornio es símbolo de fuerza, de libertad, de valores, de humanidad y, sobre todo, del poder de la magia que reside sólo en algunas personas.

Tiempos de incertidumbre

Muchos de vosotros actualmente estaréis pensando que nuestra vida supera la imaginación de cualquier guionista, con giros que a ti no se te hubieran ocurrido ni en sueños.

Cada día te levantas como si estuvieras Atrapado en el tiempo dentro de la película de Bill Murray y fuera un nuevo Día de la Marmota, el invierno ha sido corto y aquí y ahora ya es primavera y brilla el sol, lo ves desde tu ventana en tu 15º día de encierro.

Por mucho que quieras controlar las situaciones, existen acontecimientos que surgen de forma abrupta y nos obligan a replantearnos la vida.

Unicornio_1

Incertidumbre, miedo y pandemia

Ante situaciones como esta, es muy difícil pararse a analizar lo que va a suceder en los próximos días, y menos en los próximos meses. Difícil parece pensar en escenarios posibles y mucho menos previsibles.

Pero lo que sí es cierto es que es un buen momento para la reflexión, para parar de ir hacia ningún sitio, correr cada día haciendo cosas sin parar dejando de lado lo importante. Es momento de analizar lo que tenemos, cómo hemos llegado hasta aquí y qué queremos mantener o conseguir a partir de ahora.

Todos estos acontecimientos inesperados y fortuitos que están sucediendo a nuestro alrededor, con parálisis parcial o total de diversos sectores, modificando y condicionando nuestras vidas, poniéndola patas arriba, nos preparan para pasar al siguiente nivel, nos preparan para manejar la incertidumbre y poder contemplar todo con perspectiva, una vez pase y vuelva todo a la normalidad, una normalidad distinta a la que conocemos.

Estas situaciones nos hacen ver que no podemos controlarlo todo, que lo mejor, es prepararse para lo inesperado y cambiar nuestra forma de pensar. Darle más valor a lo desconocido y a lo que está por venir, ya que lo que se desconoce es más importante que lo que se conoce.

Responsabilidad individual y colectiva

Que sí, que está muy bien salir a la ventana a aplaudir o a golpear cacerolas por diversas causas, y desarrollar esa creatividad que caracteriza al ser humano en situaciones extremas como esta. Desarrollar el sentido del humor y parapetarnos tras él frente al miedo. Miedo a no saber qué va a suceder, miedo a la incertidumbre y al caos…

Pero todo esto debe servirnos para no perder el foco, y una vez recuperemos nuestras vidas, habrá que centrarse y retomar todos los temas pendientes, aquellos que se han puesto de manifiesto y están saliendo a la luz en estos días. Es nuestra responsabilidad.

Temas que fluyen y se entremezclan…

Temas como la salud y el sistema sanitario, los derechos humanos, la economía, el nuevo escenario laboral, la revolución digital, el cambio climático, las desigualdades, el sistema educativo… son grandes retos que aparecen mezclándose entre sí y que no debemos olvidar, por mucho que digan que lo peor aun está por venir.

Situaciones como la que vivimos estos días nos van a cambiar a todos y van a cambiarlo todo. Nada será como era hasta ahora…

Parece que estemos dentro de algún capítulo de ‘Years and Years’ siendo testigos directos de todos los cambios que se están produciendo en nuestra sociedad. Cambios a nivel económico, social y tecnológico.

  • Cambios sociológicos. La actividad en las redes está disparada. Ha llegado el teletrabajo a nuestras vidas, mientras las empresas aún están inmersas en su propia transformación digital, lenta e inane en algunos casos. Cambios de paradigma, nuevas formas para desarrollar el trabajo. Esta situación está logrando que nuestra cultura y mentalidad cambie porque el teletrabajo ya está aquí y ha venido para quedarse, es inevitable. Cambios disruptivos.
  • Conciencia social. Como la capacidad de reconocer la situación en que nos encontramos con respecto a los otros. Aumento de la implicación social con establecimiento de relaciones de empatía con aquellos que nos rodean, con personas en las que no reparamos en nuestro día a día. Comprensión de la situación, para de este modo tomar partido y ayudar a los que más lo necesitan.
  • Desigualdad social. La desigualdad se hace patente incluso en esta situación de encierro. Desigualdad en los colectivos más vulnerables. Desigualdad por la falta de recursos tecnológicos. Esto no es igualdad de oportunidades, es aumentar la brecha escolar. Por tanto, ¿es la igualdad real una utopía y más en la situación actual? ¿Razones económicas y falta de oportunidades laborales acentuarán esas desigualdades?
  • Distanciamiento social. Significa no poder tocar a otras personas, eso incluye cualquier tipo de contacto físico tan habitual en nuestras vidas. Estamos condenados a un metro y medio de distancia, aislados socialmente. Esto nos debería hacer reflexionar sobre cómo se sienten aquellas personas que viven así a diario, personas que son discriminadas por diversas razones…

Y tú, ¿qué estás haciendo para ser un unicornio?


Acerca de Olga Ferrera

Facilitadora del cambio de Actitud. Coach en Orientación Profesional. Prospectora de empleo. Gestión del Cambio y Marca Personal para el Empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.