Acicalamiento social en las redes 2


“Una serpiente estaba persiguiendo a una luciérnaga. Cuando estaba a punto de comérsela, ésta le dijo: «¿Puedo hacerte una pregunta?»

La serpiente respondió: «En realidad nunca contesto preguntas de mis víctimas, pero por ser tú te lo voy a permitir.»

Entonces, la luciérnaga preguntó: «¿Yo te he hecho algo?»

«No», respondió la serpiente.

«¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?», preguntó la luciérnaga.

«No», volvió a responder la serpiente.

«Entonces, ¿por qué me quieres comer?», inquirió el insecto.

«Porque no soporto verte brillar», respondió la serpiente.”

 

Bernardo Stamateas

 

 

Social Grooming

 

Tenía muchas ganas de escribir sobre este concepto. Lo había escuchado hacía tiempo y me había resultado muy Acicalamiento-Socialinteresante y asimilable a lo que esta pasando en el mundo social.

 

Yo tengo gatos y entre un diez y un treinta por ciento de su tiempo lo dedican a acicalarse. Puedes observarlos cómo son de meticulosos y cómo limpian cada una de las partes de su cuerpo. Pues eso es self grooming. El tiempo que dedican a limpiarse y acicalarse a sí mismos.

 

Los gatos son animales sociales y es por ello que dentro de sus grupos es algo que también hacen, las gatas limpian y acicalan a sus crías es una forma de cuidar su cuerpo y su apariencia. Esta es una de las formas que tienen para forjar las relaciones entre ellos, estrechar lazos familiares y reforzar sus grupos sociales. Cuando lo hacen entre ellos es social grooming o acicalado o aseo social.

 

Incluso hay veces que lo hacen con nosotros los humanos, eso quiere decir que te sienten parte de su familia e incluida en su grupo social. Y viniendo de un gato eso es todo un cumplido.

Pero los gatos no son los únicos que están obsesionados con la práctica de esta conducta, muchos otros animales que conviven dentro de grupos también lo hacen (mamíferos, insectos, aves, peces…)

¿Será una forma de sentirse integrados?

 

En cualquier caso es la forma que utilizan para construir relaciones. Lo hacen de forma suave, con una gran delicadeza. Se lamen entre ellos, se acarician y en algunos casos se masajean provocando en ellos sensaciones agradables.

 

¿Qué similitudes hay entre todo esto y nosotros los seres humanos?

 

Rayas-Acicalamiento-Social

Pues que también nos entregamos a esto del acicalamiento social. Nos saludamos dándonos la mano, nos abrazamos y nos besamos… Todo ello viene dado por nuestra necesidad de afecto, nuestra necesidad de conectar con los demás.

La necesidad de pertenencia es una de las motivaciones básicas del ser humano y muy importante a la hora de definir nuestro comportamiento. Todos queremos que nos quieran y por eso intentamos agradar a los demás. Es por ello que nos esforzamos para establecer relaciones.

Hay personas que encuentran seguridad en la aceptación en aquellos grupos que para ellos puedan resultar importantes o significativos, llegando a maquillar su apariencia externa para resultar más agradables o atractivos y de este modo ser aceptados.

Al fin y al cabo esto es una forma más de self grooming o acicalado propio.

 

Pero es con el lenguaje hablado y escrito donde nuestro acicalamiento social adquiere su máxima expresión y esas caricias o ese lamerse es sustituido por unas pocas palabras amables que ayudan a fortalecer esas relaciones sociales.

Y si a eso le unimos que en las redes sociales tenemos un lugar excelente para practicar el social grooming en toda la extensión de la palabra; porque no necesitamos el contacto físico, porque no necesitamos saludarnos, abrazarnos…

Es entonces cuando resulta mucho más sencillo entregarnos a ese acicalamiento que en muchos casos resulta excesivo.

 

Últimamente veo a mi alrededor a demasiada gente practicando el social grooming favorecido por el anonimato, entre comillas. Demasiadas vidas superficiales que esconden oscuras intenciones, que se entregan a ese acicalamiento transformado en halagos. Halagos que no tienen fin.

 

Niños-Social-Grooming 

Lo mejor en estos casos es relativizar esos elogios.

Observo a mis gatos en la distancia igual que observo en las redes esa actitud. La diferencia que hallo es que mis gatos se quieren, a pesar de lo independientes que son. Se cuidan y se protegen y su acicalamiento es físico.

Por el contrario en la red ese acicalamiento no estoy segura de que sea tan sincero.

Por eso es importante destacar que no se trata de cantidad, no hace falta que nos aprecie un gran número de personas, sino más bien de la calidad de las mismas.

 

Según la teoría del antropólogo Robin Dunbar el límite cognitivo de individuos con los cuales se puede mantener una relación estable es aproximadamente de unos 150.

Piensa en el Número Dunbar aplicado a las redes sociales. Éstas amplían los límites del social grooming permitiéndonos mandar mensajes cortos sobre lo que hacemos o comentarios a otros con un mínimo esfuerzo, felicitaciones por eventos importantes para nosotros (cambios de trabajo, cumpleaños…) cosa que antes no sucedía.

Y no es porque ahora seamos más famosos o más queridos. Lo que ocurre es que ahora es mucho más sencillo, la red social te lo recuerda y el esfuerzo se limita a un clic.

 

¿Practicas self grooming o social grooming?

¿Te has parado a pensar si hay coherencia entre lo que haces en el 1.0 y lo que haces en las redes sociales?

¿Tu marca personal es coherente? ¿Eres coherente contigo mismo?

 

 


Acerca de Olga Ferrera

Facilitadora del cambio de Actitud. Coach en Orientación Profesional. Prospectora de empleo. Gestión del Cambio y Marca Personal para el Empleo.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Acicalamiento social en las redes

  • Mercedes Romero

    Me ha encantado este artículo Olga, primero por la metáfora gatuna, muy acertada! yo también soy dueña de gatos y veo esa honestidad en su social grooming, que en muchos casos en las RRSS no va más allá del peloteo o del “quedar bien”, y también me ha gustado por esa llamada a la coherencia, porque muchos pierden de vista la esencia de lo que debe ser una marca personal y se dejan adular por una legión de seguidores que poco o nada le aportan más allá de la zalamería y los elogios… en fin gracias por descubrirme el termino social grooming y gracias por ese análisis y la reflexión. Comparto! 😉

    • Olga Ferrera Autor

      Muchas gracias por tus palabras Mercedes y por compartir el contenido del artículo. He tratado de hacer una crítica constructiva, para reflexionar sobre esto que sucede y a lo que muchas personas, al menos en mi entorno, se entregan cada día. Personas que en muchos casos quedan atrapadas en el halago constante y vacío.
      Un abrazo!