Claves para triunfar en tu búsqueda de empleo


“No es lo que tú tienes, sino cómo usas lo que tienes, lo que marca la diferencia”.

Zig Ziglar

 

 

Estas son algunas de las claves que te ayudarán a mejorar y conseguir el éxito en tu búsqueda de empleo:

 

1. Diseña tu estrategia. Una lista de objetivos no es una estrategia.

Probablemente pienses que tienes claro cuál es tu objetivo, quizás ya tengas tu lista de metas, objetivos, acciones y vagas declaraciones de intenciones. Pero sin una estrategia no lo lograrás.

 

Estrategia

 

Como punto de partida, deberás definir tu objetivo profesional que deberá ser realista y sobre todo medible ya que así es más fácil evaluar resultados. Ten en cuenta que es difícil alcanzar un objetivo si es muy ambiguo y genérico.

Deberá estar bien definido.

 

Ejemplo de objetivo mal formulado:  “Conseguir un trabajo”.

 

  • ¿En cuánto tiempo?
  • ¿Cómo lo piensas hacer?
  • ¿En qué sector?
  • ¿Tienes suficientes conocimientos?…

 

Este es un objetivo habitual cuando se lo planteas a alguien que está buscando trabajo, además, suele ir acompañado de un “me da igual, de lo que sea“.

Y así empezamos mal…

Tu estrategia deberá incluir las acciones necesarias para conseguir el objetivo marcado. Cuando hayas establecido esas acciones, deberás planificarlas en el tiempo. Plantéate metas más pequeñas y específicas y detalla las acciones que debes realizar para alcanzarlas.

Cuanto mayor sea tu organización y planificación, menos perderás tu tiempo y tu esfuerzo, no es conveniente que dejes nada al azar.

 

Ahora que ya sabes cómo definir tu plan de acción, ¿qué te detiene?

 

2. Puesta a punto del CV.

El CV es un elemento de marketing, independientemente del tipo que sea (página web, blog, papel, etc…) Por tanto hay que prestarle gran atención. Y tener en cuenta que no existe una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión.

Working_triunfa_búsqueda_empleo

 

Incluiremos en él una reseña profesional a modo de elevador pitch cuyo objetivo será resumir nuestro CV en apenas 4 ó 5 líneas.

 

Deberá tratarse de un párrafo impactante que contenga las palabras clave o keywords (para búsquedas en LinkedIn, en Google…), orientadas al trabajo demandado y que facilite la labor al seleccionador.

 

Debe contener todas las aptitudes y habilidades que queramos destacar para el puesto al que optamos y todo aquello que sabemos hacer.

Debe ser un currículum vivo, no un currículum mortis donde sólo hablamos de aquello que hicimos en el pasado.

Y muy importante, debe ser conciso, claro y ordenado.

 

Si pensamos que los reclutadores y seleccionadores dedican aproximadamente diez segundos a un currículum, el impacto visual y su contenido es crucial. Por tanto si les damos lo que buscan nada más empezar, es probable que nuestro currículum vaya al montón de los que pasan a la siguiente fase y por último a la entrevista

 

 

3. Haz Networking.

Como dice Alfonso Alcántara @Yoriento. Debe ser más working que net. Todos sabemos que la creación de redes de contactos tiene el potencial de mejorar drásticamente nuestra carrera profesional; hacer nuevos contactos nos puede aportar una nueva y valiosa información, oportunidades de empleo, y más.

Networking

Pero para ello hay que trabajar mucho.

Antes de lanzarnos a la aventura, necesitaremos tener una estrategia y un objetivo claro, concreto y específico.

 

  • ¿Para qué vas?
  • ¿Qué quieres conseguir?
  • ¿A quién quieres conocer?
  • ¿Qué es lo que vas a decir?

 

El networking es la clave de la supervivencia en los malos momentos, es decir, cuando estás buscando empleo. Vivimos en una era en red y la mayoría de nosotros está conectado a más personas de lo que pensamos.

 

Cuando asistas a eventos profesionales, conferencias, etc… te resultará difícil a la hora de presentarte, y aunque actualmente no tengas trabajo, tienes que tener claro que estás en transición y que esta es sólo una situación temporal. Este pensamiento generará confianza en ti mismo.

Para ello podrás hacer referencia a lo que hiciste en tu trabajo anterior y cuáles son tus intereses y habilidades con el fin de conseguir tu objetivo.

 

¿Cómo? Habla poco pero di mucho y dales una buena razón para que quieran volver a contactar contigo.

Debes buscar el tipo de eventos y acciones de networking que encajan mejor con tu personalidad, aquellas que están relacionadas con tu sector y centrarte en ellas.

 

Importante. Nunca te olvides del agradecimiento. Los buenos modales son fundamentales para la creación de redes y, a menudo se pasan por alto, especialmente si estás bajo presión para conseguir un nuevo empleo.

Recuerda, que los buenos contactos se construyen desde la generosidad.

 

4. Personal Branding. Trabaja tu marca personal.

Transmite confianza. Usa tu poder personal con sensibilidad e inteligencia. Piensa en qué es lo que te motiva y define lo que quieres conseguir, el éxito que quieres lograr para comprobar más tarde si las acciones que estás llevando a cabo te acercan a él.

 

 

Es fundamental que tengas claro para qué quieres potenciar tu marca personal y definirlo de forma concreta. Haz que el esfuerzo merezca la pena.

Branding

Pero hagas lo que hagas, que sea diferente. Para ello construye tu marca en torno a tus principios y valores, siendo tú mismo.

 

5. El cuerpo. (“Mens sana in corpore sano”)

 

Nada mejor para la mente que hacer ejercicio, aporta muchos beneficios y nos ayuda a entrenar y a ejercitar la mente aportando una gran sensación de bienestar, aumento de la autoestima, mejora de la autoimagen, etc…

 

Por tanto, una mente sana es la base para conseguir los objetivos marcados. Y el ejercicio te ayudará a no dejarte arrastrar por pensamientos negativos, estarás más receptivo y lleno de energía para afrontar lleno de positividad el esfuerzo que supone la búsqueda de empleo y la consecución de tus objetivos.

Y sobre todo sonríe

 

 

6. Saber venderse. Tú eres tu mejor producto.

AutopromociónateAutopromociónate. Muestra tus fortalezas. Se trata de venderte a ti mismo, vivimos es un mundo muy competitivo en el que tener un título universitario e incluso experiencia no son suficientes para diferenciarte. Tienes que saber vender lo que sabes y lo que eres capaz de hacer.

 

La diferencia está en cómo lo haces. Deja de ser invisible y muestra al mundo lo que te hace diferente, aquello en lo que destacas. Ya sé que para muchos es difícil autoalabarse, pero no se trata de decir lo bueno que somos en algo, sino en saber transmitirlo.

 

Para ello debes confiar en ti y en tus capacidades. Sé positivo y transmite entusiasmo e ilusión cuando hables de quién eres y de lo que eres capaz de hacer.

 

Cuando llegues a este punto, estarás a un paso de lograrlo…


Acerca de Olga Ferrera

Facilitadora del cambio de Actitud. Coach en Orientación Profesional. Prospectora de empleo. Gestión del Cambio y Marca Personal para el Empleo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.