Tu GPS para el cambio. Cambia para cambiar el mundo


“El destino no se puede cambiar, de lo contrario no sería destino. El hombre, sin embargo, sí que puede cambiar, de lo contrario ya no sería hombre”.
Viktor Frankl

Cambia para cambiar el mundo

Cómo mejorar para afrontar y hacer posible tu cambio.

 

El cambio es una constante, algo persistente e inevitable en nuestra vida, tanto personal como profesional. Puede que algunas veces esté bajo nuestro control, pero la mayoría de las veces no es así. Y eso en muchos casos nos desestabiliza.

Cuando Héctor Trinidad me sorprendió llamando a mi puerta virtual ofreciéndome, junto a otras maravillosas personas, la posibilidad de acompañarle en su cambio, no lo pensé dos veces…

 

En estos casos la fórmula que yo utilizo para cambiar es la siguiente:

Valores vs. Miedos. Me concentro en mis valores en lugar de en mis miedos, pienso en alguna situación en la que esos valores me han ayudado a conseguir resultados positivos.

Esta forma de actuar te ayudará a darte cuenta de que tu identidad personal no se verá comprometida por una situación difícil.

Pero si sólo nos fijamos en las limitaciones que trae consigo un cambio específico, es normal que nos preocupemos y desesperemos, cuando en lugar de esto lo que tendríamos que hacer es aceptar el hecho de que el cambio tiene que producirse.

Y en esta situación, lo que hay que hacer es emplear nuestra energía y nuestra libertad para decidir qué queremos hacer a continuación y cómo queremos hacerlo.

 

Lo primero que harás entonces será aprender, buscando entre tus recursos, y ver que tienes la fuerza necesaria para cambiar, que existe un compromiso por tu parte.

A pesar de que nos hemos convertido en expertos en sobreestimar nuestra capacidad de cambio, nos damos cuenta de que en teoría, todo el mundo puede cambiar, pero en la práctica la mayoría de las personas no lo hacen… a excepción de esos cambios inevitables que nos afectan a todos.

 

 

¿Para qué cambiar?

Niño_Feliz

De Sueño a Visión. Transforma tu sueño en una visión y pasa a la acción. Muchas veces soñamos con hacer cosas, con cambiar para cambiar nuestro mundo, pero aparecen las excusas, las limitaciones, y mantenemos con nosotros ese diálogo interno que en la mayoría de los casos suele ser negativo.

Excusas que nos sirven para justificarnos y no hacer nada, en definitiva, para no comprometernos. Pero, párate y piensa…

 

Racionaliza la situación. Qué amenazas objetivas existen. Qué valores o qué fortalezas tienes para hacer frente a esa amenaza, si es que existe. Y por último, la gran pregunta y que por la potencia que tiene la podéis usar en muchos otros momentos de vuestra vida:

 

¿Qué es lo peor que podría pasar?

 

 

Cuando aterrices tu sueño y lo conviertas en visión será cuando empiece la diversión, ya que estarás comprometido con aquello que deseas alcanzar y deberás actuar en consecuencia. Valorar el esfuerzo y el compromiso contigo mismo.

Héctor en su libro, Cambia para cambiar el mundo, nos ayuda con propuestas de ejercicios que facilitarán esta tarea. También nos inspira y nos alienta hacia la acción, a tomar decisiones personales y profesionales, a realizar pequeñas acciones que generen grandes cambios y que modifiquen nuestro mundo.

Aquello que no te gusta, ¡cámbialo!Saltando_éxito

 

El momento perfecto es ahora, ya que a medida que vamos sumando años y maduramos, nos volvemos más tranquilos y sobre todo más pasivos.

 

  • Interpretamos hechos y acontecimientos según nuestros prejuicios.
  • Nos movemos en entornos alineados con nuestras actitudes y valores.
  • Y acabamos transformándonos en las personas que pensamos que somos, donde esos prejuicios y esa idea sobre nosotros mismos se vuelve real y se arraiga apropiándose de nuestra identidad.

 

Como consecuencia de esto, los intentos de cambio son menos eficaces de lo que nos gustaría pensar. De hecho, esa es una de las razones por la que la mayoría de propósitos que te haces cada comienzo de año al final nunca los llevas a cabo.

Entonces, ¿cómo podemos cambiar? La receta es sencilla, lo complicado es implementarla en nuestro ADN. Formula una estrategia que sea realista y centrada en objetivos SMART y ten en cuenta que vas a tener que exigirte y que vas a tener que mantener una gran fuerza de voluntad.

 

Y ahora te toca a ti, define tu sueño y deja que Héctor te acompañe.

¿Cuál es tu sueño…?


Acerca de Olga Ferrera

Facilitadora del cambio de Actitud. Coach en Orientación Profesional. Prospectora de empleo. Gestión del Cambio y Marca Personal para el Empleo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.