Permíteme que insista… ¿Preparas tu entrevista?


‘Si la oportunidad no llama a tu puerta, construye una puerta.’

 

Adrienne Gussof

 

Permíteme que insista… ¿Preparas tu entrevista o lo dejas todo al azar?

 

Durante mi experiencia con personas en búsqueda de empleo, trabajando siempre desde el autoconocimiento, me he dado cuenta de que hay muchos candidatos que tienen verdaderas dificultades para demostrar realmente lo que saben hacer y sobre todo dificultades para poder demostrar qué es eso que les hace ser un trabajador cualificado y especializado.

En cambio lo que hacen es repetir lo mismo que está en su currículum, perdiendo de este modo una oportunidad para destacar lo más importante de su perfil.

Esto en el mejor de los casos, porque hay candidatos que no saben contar de forma detallada y estructurada su experiencia, o bien porque no han preparado la entrevista o porque simplemente no se la saben.

¿Te has parado a pensar qué información estás dando con esta actitud? Si tú fueras el seleccionador, ¿te contratarías? Esto acompañadlo de la música que eligió Alfred Hitchcock para la escena de la ducha en Psicosis. 😉

Psicosis_Entrevista

 

¿Preparas tu entrevista?

 

Busca información sobre la empresa. Es sorprendente encontrarte con candidatos que ni siquiera se han molestado en googlear el nombre de la empresa y hacen preguntas que dan a entender que no saben a qué se dedican.

No es por nada, pero todos tenemos nuestro corazoncito y nos gusta saber que las personas que vienen a nuestra empresa es porque se han interesado por nosotros y por lo que hacemos y que es por eso que les gustaría formar parte de nuestros equipos.

¿No me digas que en la era de la infoxicación no eres capaz de molestarte en buscar el sitio web corporativo, o de buscar y seguir a la empresa en LinkedIn? Luego dirás en la entrevista que eres una persona observadora, que presta atención a los detalles, cuando has hecho una pregunta que ha dejado bien claro que no te has molestado en esto.

Así que ten cuidado y no preguntes nada que podrías haber encontrado fácilmente si hubieras hecho una simple búsqueda en Google.

 

Autenticidad. Trata de ser coherente y haz destacar tu comportamiento basado en tus valores. Sé fiel a ti mismo y a esos valores. Haz una lista con aquellas cualidades que quieres transmitir.

 

Prepara un guión. La mayoría de las preguntas de una entrevista son totalmente predecibles. Estoy segura de que eres capaz de pensar en unas cuantas que sí o sí te harán.

  • ¿Por que deberíamos contratarte?
  • ¿Por qué crees que eres el adecuado para el puesto?
  • Háblame de un fracaso o error que cometiste y cómo lo solucionaste.
  • Hay algunas lagunas en tu CV…

Y así podríamos seguir. Lo que tienes que hacer es practicar las respuestas a esas preguntas.

 

Prepara también las preguntas que deseas evitar. Si hay algo en tu CV como cambios de trabajos, bastante tiempo en el que no te has formado, etc…, es probable que el entrevistador quiera saber y averiguar más sobre ello. Así que tú tienes la oportunidad de ir preparado para dar una respuesta corta y optimista, donde dejes claro lo sucedido, y que sea siempre a tu favor.

Prepara_tu_entrevista

El lenguaje corporal de la confianza. A través de tus gestos estarás transmitiendo todas tus cualidades personales. Mediante tu postura física, el tono de tu voz, la forma de estrechar la mano o de saludar, el contacto visual. Lo mejor es que lo practiques antes de la entrevista. Cuida tu lenguaje no verbal ya que el entrevistador intentará ver más allá de lo que estás contando.

Pero no te estreses demasiado o lo transmitirás. Al fin y al cabo, una entrevista no es más que una conversación entre dos personas.

Piensa en cómo transmitir esas funciones que ya has realizado en otros de tus puestos, en tu experiencia. Eso que sabes hacer y que aporta valor a tu candidatura. El trabajo que te gustaría realizar y muéstrate interesado en escuchar todo lo relacionado con el puesto y con la empresa.

 

Sé curioso. No hables demasiado, di lo justo, pregunta e intenta de este modo conectar con tu entrevistador. Busca la sintonía, esto te servirá para descubrir puntos en común con él y te ayudará a causar una buena primera impresión. Déjales con ganas de más…

 

Storytelling. Prepárate para contar tu historia. Si logras contar tu experiencia haciendo uso de la narración, le engancharás. Cómo empezaste en tu anterior proyecto, lo que hiciste para lograrlo, los obstáculos a los que tuviste que enfrentarte y cómo los superaste, de este modo lograrás que empatice contigo y que aumente su simpatía e interés por ti.

Recuerda que una buena historia tiene un comienzo, un desarrollo y un final y sobre todo que no sea larga o se desconectará y eso jugará en tu contra.

 

Muestra tu interés por el trabajo. Está bien hacer un seguimiento después de la entrevista, sin resultar pesado ni demasiado ansioso. Puedes enviar un mail de agradecimiento sincero, en el que puedes resaltar algunas de tus competencias para el puesto, he incluso añadir algo que olvidaras y que quieras destacar.

Pero como te digo, es importante que lo hagas inmediatamente después de la entrevista y no cuando hayan pasado varios días, ya que de lo que se trata es de que llegue antes de que hayan tomado la decisión final. Y te ayudará a dejar una buena impresión.

 

La entrevista será tu única oportunidad para poder destacar y donde podrás demostrar todas esas bondades que te diferencian. Muéstrate tan bueno que no puedan ignorarte.

Recuerda preparar tu entrevista aun más a fondo de lo que crees que es lo justo. Y tendrás todo a tu favor…

 

Corre siempre más rápido que tus miedos y los dejarás paralizados.


Acerca de Olga Ferrera

Facilitadora del cambio de Actitud. Coach en Orientación Profesional. Prospectora de empleo. Gestión del Cambio y Marca Personal para el Empleo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *